Blogia
cuatrodecididos

Desprendimiento

Un monje, cuenta Tony de Mello, se encontró una piedra preciosa y se la regaló a un viajero.
Éste después de algún tiempo volvió donde el monje,
le devolvió la joya y le suplicó:
“Ahora te ruego que me des algo de mucho más valor que esta joya, valiosa como es.
Dame, por favor, lo que te permitió dármela a mí”
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres