Blogia
cuatrodecididos

Bolsillos rotos

Bolsillos rotos


Puede que guardes una foto, que te haga recordar algún momento intenso;

o quizá una novela, “de bolsillo” que llaman, que te traslade a mil historias fuera de tus problemas; o puede que metas la cartera, con tu identidad, o tu dinero, manojos de llaves de mil sitios; puedes guardar una carta, o una oración, el móvil; caben también unos caramelos, tu agenda; ahora puedes llevar tu música, o incluso un calendario.

Por un bolsillo puede pasar una vida entera, y sin embargo, en él no cabe más de lo que cabe en una mano. En un bolsillo no puedes acumular, porque sería incómodo caminar.

Si yo fuera bolsillo, me dejaría atravesar por la esencia de las cosas, sin almacenarlas; dejaría que se escribiera mi historia sólo enumerando lo que pasó por mi trozo de tela, incluso me dejaría romper si algún objeto valioso tuviera aristas cortantes. Hay quien pensó que el mundo entero era valioso, y tuvo que partirse en dos para meterlo dentro.

Miguel en pastoralsj.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres